Células Madres

 

Las células madres que se encuentran en nuestro cuerpo tienen el potencial de convertirse en distintos tipos de células de nuestro organismo, actuando como un sistema reparador del mismo. Están presentes en nuestro cuerpo a lo largo de toda la vida y las utilizamos para reemplazar células y tejidos dañados que perdemos a diario como la piel y el cabello, entre muchos otros, teniendo un gran potencial curativo para distintas enfermedades.

Existen dos grandes tipos de células madre. Están las Hematopoyéticas, que dan origen a la sangre y se encuentran en el cordón umbilical y médula ósea; y las Mesenquimales, que dan origen a distintos tipos de tejidos como cartílagos, huesos o músculos. Éstas últimas se encuentran en el tejido del cordón umbilical, la pulpa dental, flujo menstrual y el tejido adiposo, entre otros. 

Las Células Madres son la herramienta biológicas únicas que puede cambiar aspecto vitales del ser humano. Es la única forma de prolongar la vida humana en condiciones de salud, que es lo que realmente importa.

 

Células Madres Endovenosas

Rejuvenecimiento Facial con Células Madres

Tratamiento para la Alopecia con Células Madres

Rejuvenecimiento de Manos con Células Madres